Primer día .

Proceso y Resultado de todos los participantes | Todos los días

Primer día .

Domingo, 23 de mayo de 2010, por Miguel    Fernandez Muñoz

Bienvenidos estaban, yo llegué tarde como de costumbre (el metro de Madriz no siempre vuela) y cuando entré estaban todos con su nombre pillado en el pecho, escrito en la silueta de un chulapo. Sin hazer mucho ruido me cogí un sitio near Leyre. Me puso el clavel en la solapa y la fiesta comenzó, nos pusimos bien aderezados de mamarrachismo madrileño, y el señor Carlos Díez (que tambien acaba en z como Madriz) nos contó que ibamos hazer. Como nadie se enteró de que carajillo iba el guorsop, el Díez nos mandó a la calle a inspirarnos, a culturizarnos y a meternos de lleno en Madriz.

Mi grupo y yo, cogimos las mochilas y las cantimploras rumbo al castizismo. Empezando por la plaza mayor, nos compramos unos bocatas de calamares en la famosa “Campana” y atravesamos toda la calle Toledo, parandonos en sus tiendas, en sus casas, la calle Imperial, las tiendas de esparteros, encurtidos y antiguas tiendas de ultramarinos (submarinos) que ahora son establecimientos de alimentación CHINA, todo lo vimos y lo tocamos. Nos parabamos en cualquier sitio para fotografiar el momento madrileño. LLegamos hasta la Latina, y cogimos allí la calle Duque de Alba, para centrarnos en Cascorro y todo ese barrio antiguo, en el que una vez más China está presente.

Hasta Tirso de Molina, vendedores ambulantes, negros, olores de que predominaba el frito, los bares, los mendigos, los azulejos, las colillas de tabaco, los chinos, el griterío. Un recorrido un tanto extraño, miles de anécdotas en 15 minutos, todo muy cañí, una poluzión a la que estamos acostumbrados pero nunca le damos demasiada importanzia.

De Tirso a Gran Vía, nos apresuramos, ya que no queríamos llegar tarde a la escuela. De camino, nos dimos cuenta de todo eso que habíamos visto, pero no sabíamos que crear . . . llegamos a la conclusión (y que nadie tenga la osadía de preguntar ¿porqué?) de crear prendas fritas, algo relazionado con la fritanga, “echar a la sarten la ropa” o “rebozar todo de arte” . . . . . .

 Explicamos nuestras ideas a la clase, y los demás nos contaron sus paseos . . . la verdad que la nuestra era una idea de locos. Pero salieron grandes ideas en común, de lo más variopintas . . .

El Lunes se acabó con tres ideas con las que empezar hazer algo en la cabeza: vision del futuro, chulapos, y arquitectura de shangai.

miguelmadriz

Valoración · 0 votos
Loading ... Loading ...

Publica un comentario

Colaboradores:
© 2017 IED | Aviso Legal